lunes, 25 de abril de 2016

Erotomanía

El amor es una de las emociones más profundas que podemos experimentar, sin embargo, es imprescindible puntualizar que para que podamos manifestar la expresión de amor o enamoramiento es fundamental que exista reciprocidad entre los dos miembros de la "pareja", ya que, el verdadero amor está basado en el supuesto de dar y recibir. Por lo tanto, encontramos diversos tipos de situaciones problemáticas e incluso patológicas en las que hay emociones profundas que podemos confundir con "amor", por ejemplo, el amor platónico basado en la ensoñación de un ideal u otro trastorno como es la erotomanía.





Diferencia entre amor platónico y erotomanía

El amor platónico es un "amor" idealizado que nunca va a llegar a ir más allá ni a convertirse en relación. 

Los amores platónicos son normales y no tienen por que causar problemas a nivel emocional, siempre y cuando, no duren mucho en el tiempo, por ejemplo, en la adolescencia cuando aún estamos practicando y experimentando en las relaciones amorosas es habitual, pero siempre estamos hablando de una situación emocional que no nos supone un sufrimiento significativo ni nos impide continuar con nuestra vida normal.

Por otro lado, podemos encontrar el amor no correspondido que al no fluir, nos va a causar pena, rabia o tristeza, pero al poco tiempo, no debe de impedirnos que nos repongamos y que sigamos nuestro rumbo y volver a enamorarnos. 

Cuando alguna de estas situaciones nos genera un sufrimiento agudo, dependencia, se prolonga en el tiempo más allá de lo razonable, afecta significativamente a nuestro día a día y/o nos interfiere en la apetencia de plantearnos un futuro con otras personas, tenemos que empezar a plantearnos si esa situación no esconde algo más que un "amor platónico" o "no correspondido" y se ha convertido en algo patológico y enfermizo

La erotomanía es un trastorno mental en el cual la persona no vive la realidad al 100% y arrastra la creencia ficticia de que otra persona, la cuál ella ama, vive enamorada de ella de forma reciproca.





Normalmente, la persona que padece erotomanía centra su atención en una persona que puede pertenecer a un estatus superior o pertenecer a su propio entorno social. En algunos casos, incluso, puede tratarse de una persona que no conoce en realidad, por ejemplo, un personaje famoso.

La erotomanía muestra la contradicción que aparece de la ilusión delirante que una persona experimenta cuando cree que es amada por otra persona cuando en realidad, no es así. La persona puede llegar a actuar de acuerdo a su propio delirio personal, es decir, tomando a su objeto de deseo como si fuera pareja en la realidad.

¿Qué puedes hacer si te sientes así?

Si te sientes identificado con estas líneas, puede que estés padeciendo erotomanía. Sé que el sufrimiento es muy grande por lo que es importante que busques ayuda profesional de un psicólogo. Una vez tomes conciencia del problema que padeces puedes aprender a controlar esos pensamientos delirantes que invaden tu mente y llevarlos al plano de la realidad y llegar a la aceptación, lo que nos llevará a que puedas continuar con tu vida y aprovechar otras situaciones que pueda brindarte la vida para ser feliz.

Nos encontramos ante un  trastorno que en algunos casos puede derivar en una obsesión puesto que lo que ocurre en la mente de la persona "enamorada" no se ajusta a la realidad objetiva.

Si quieres informarte sin compromiso, puedes hacerlo mandando un correo a psicoeducavlc@gmail.com

Nos vemos la próxima semana!

lunes, 18 de abril de 2016

Síndrome del opositor

Preparar una oposición es un camino lento, duro y donde la perseverancia es una de las mayores virtudes que puedes tener, por lo que antes del examen los nervios no deben apoderarse de tu mente, sino que tienes que aprender a controlar la situación de la mejor manera posible.




El estrés es algo relativamente normal en la vida de las personas, pero sobre todo muchos opositores soléis padecerlo los meses antes al examen, debido a todo el esfuerzo que habéis estado realizando durante estos años de estudio y la gran responsabilidad e ilusión de conseguir presentarte al examen y aprobar la oposición.

Un poco de estrés no es malo, debido a que va a ayudarte a permanecer alerta y a mantener la motivación para conseguir tu objetivo, ya que, aumenta la productividad en según que momentos. Sin embargo, en altas dosis, puede ser dañino, generándote emociones y comportamientos poco o nada saludables.

Así que, ten claro, que controlar este trastorno es complicado pero no imposible.

Síntomas del Síndrome del opositor

Presentas el Síndrome del opositor si...

- Sufres deterioro de las relaciones sociales
- Incapacidad de distraerse con actividades de ocio 

- Imposibilidad de mantener conversaciones y/o relaciones sociales alejadas de los contenidos de las oposiciones

- Cambios de carácter y de humor bruscos o te sientes que has cambiado respecto a antes de empezar a prepararla

- Ansiedad

- Preocupaciones recurrentes sobre la oposición y el futuro examen 

- Si pasa un día laborable sin estudiar, sufre gran ansiedad y remordimientos

- Problemas de sueño

- Nerviosismo

- Problemas estomacales


Controla tu ansiedad y estrés para llegar al éxito


En el interior del cerebro encontramos lo que llamamos el cerebro emocional, un verdadero cerebro en el cerebro. El buen funcionamiento de este "cerebro" es importantísimo para el rendimiento óptimo de tu rol de opositor puesto que muchos opositores ven reducido su rendimiento debido a no saber controlar adecuadamente el miedo y la ansiedad que genera la preparación y realización de unas oposiciones. 



Controlar el miedo y la ansiedad ante las oposiciones y conseguir que no se apodere de ti, puede convertirse en mi principal campo de actuación, pero también puedo ayudarte a mejorar tu rendimiento en entrevistas individuales, exámenes, presentaciones ante tribunal…

Mi trabajo en este campo, consiste en “reprogramar” tu cerebro emocional de forma que mejores tu rendimiento en la preparación y ejecución de tu oposición. 


Mientras tanto...¿Qué puedes hacer?

-- No te fuerces demasiado el día antes del examen. Menos aún la noche anterior, tienes que dormir bien y estar descansado.

-- Dedica un tiempo de tu día a realizar algo de ejercicio físico y el día antes del examen, ya que te ayudará a ir más relajado. También puedes hacer alguna “actividad social moderada” ya que,  puede contribuir a reducir sustancialmente tu ansiedad.

-- Reduce la cafeína.

-- Date un capricho algún día y date un baño de agua caliente, si puedes con aceite de lavanda.

-- No estudies ni te presentes al examen con el estómago vacío. Aunque creas que tienes el estómago cerrado es recomendable que ingieras un pequeño aperitivo (una pieza de fruta, un zumo…). 

-- Intenta tener pensamientos positivos: Llevas mucho tiempo preparándolo, el examen es una recompensa y una liberación del esfuerzo personal que has realizado

-- Practica técnicas de respiración y relajación los días antes del examen y ese mismo día. Esto además de servirte para estudiar, o para el día del examen, te será útil para siempre.

-- Realiza una actividad más o menos breve que te relaje cuando haces descansos estudiando. Puede ser algo tan simple como verte algunos vídeos en youtube, bajar a la calle a comprar el pan o pasear al perro. 

-- No te aísles. Habla con tu familia, tus amigos... Seguro que tienes a tu alrededor alguien que te escuche mientras te desahogas, te apoye e intente hacerte ver las cosas desde otro punto de vista. 

-- Al final de la jornada de estudio, saca tiempo para ti y para alejarte de la presión. Lee, ponte una comedia, escucha música, date un baño con sales y velas de olor, sal a correr.

-- Si ves que te está costando más de lo que te gustaría... Busca soluciones, y para eso normalmente tienes que darle la vuelta al asunto: ¿qué es lo que falla? ¿De dónde viene tu frustración? Empieza a pensar y consultar con otras personas qué soluciones para que te ayuden a encontrarlas.

-- Y si no puedes con ello... busca ayuda profesional. Cada vez tengo más personas en tu situación que deciden dejar de sufrir y aprender a encontrar nuevas estrategias que les ayuden a estar más seguros de sí mismos y motivados. No te van a tachar de nada por acudir a un psicólogo que sabe de la ansiedad y del estrés.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te encuentras en esta situación? ¿Quieres dejar de sufrir e invertir esa energía en seguir motivado y llegar a tu objetivo?

Si quieres que te de más información escríbeme un correo a psicoeducavlc@gmail.com o llama al 645962654. 

Un abrazo y hasta la próxima semana!
 

lunes, 11 de abril de 2016

Terapia sexual

Las parejas, en ocasiones, pasan por momentos difíciles o circunstancias problemáticas que no se saben como afrontar y que les llevan a precisar de ayuda profesional para encontrar el origen y el mantenimiento de la dificultad que les está afectando.


Cuando los problemas con tu pareja son de índole sexual, lo más conveniente es acudir a un psicólogo especializado en trastornos sexuales, ya que nosotros somos los especialistas en este tipo de casos. Este tipo de terapia psicológica se ofrece a los dos miembros de la pareja. 

En el momento que decidáis tu y tu pareja buscar solución al problema sexual acudirás a nuestra consulta y en ella realizaremos una evaluación rigurosa  del problema y si no lo habéis hecho aún valoraremos la posibilidad de acudir a un médico especialista que se encargue del examen médico del problema para detectar algún problema fisiológico que pueda estar provocando el problema que esta impidiendo vuestra vida sexual satisfactoria. El motivo principal por el que es altamente recomendable un análisis médico radica en que la disfunción sexual puede tener dos orígenes principales: un motivo orgánico o psicológico, como en el caso de una disfunción eréctil que puede tener su origen en un problema circulatorio, o puede ser debida a ansiedad, etc.

El objetivo de la terapia sexual cognitivo- conductual parte de la base de que cada persona piensa, siente y actúa de manera distinta, por lo tanto te sientes en función de la manera que piensas. Por lo tanto, esta terapia tiene la función de aclarar la complicada estructura de pensamientos, emociones y actitudes que en un momento determinado están haciendo que vuestras relaciones sexuales no sean satisfactorias y están produciendo la disfunción sexual.

La terapia consistirá en que aprendáis a pensar diferente y así disminuiréis las emociones de ansiedad que están complicando vuestra vida en pareja. También aprenderéis técnicas y otras formas de conducta más beneficiosas para vuestras relaciones sexuales.

¿Qué estrategias se utilizan?

Algunas de las técnicas que utilizo en mis intervenciones son:

- Psicoeducación sexual. Programas educativos sobre sexualidad para ampliar la información que tienes sobre el sexo.

- Técnicas específicas de terapia de pareja. El objetivo es mejorar algunos aspectos de tu relación de pareja que pueden estar afectando u originando el problema sexual.

- Terapia cognitiva de las disfunciones sexuales. Enfocada a cambiar pensamientos distorsionados o irracionales que pueden estar agravando tu situación sexual.

- Otras técnicas. Aprendizaje de técnicas más concretas individualizadas según el problema que presente tu relación.

¿Estas dispuesto a mejorar vuestra vida sexual? ¿Quieres acabar con vuestros problemas sexuales?

No lo pienses más y buscar ayuda! Si quieres más información puedes encontrarla en este blog en el apartado de contacto y en mi web http://www.tupsicologovalencia.com/

Hasta la próxima semana!

martes, 5 de abril de 2016

5 Pasos que te ayudarán a ser más productivo

El ritmo vital en el que estamos inmersos nos lleva a no tener el control absoluto de nuestra vida y disfrutarla como realmente queremos. Disfrutar de nuestro entorno no es sinónimo de trabajar menos, ya que sintiéndonos a gusto con nuestro trabajo, nos sentimos realizados, útiles y además, contribuimos a la economía de nuestro hogar. 




Llevar una vida satisfactoria significa destinar nuestro tiempo a las cosas que más nos gustan, que nos hacen disfrutar y hacen que la vida valga la pena. Son aquellas cosas que nos conducen a cumplir nuestras metas, nos conducen a la felicidad y al equilibrio que todos buscamos.

Para lograr ser productivos y dedicar tiempo a todo es fundamental que seamos organizados. Para conseguir estos dos aspectos es imprescindible que aprendamos a organizar nuestro tiempo

- Comparte las tareas. Tenemos que aprender a delegar tareas a los demás. Por ejemplo, podemos pedir a nuestra pareja e hijos que nos ayuden en las tareas de casa, a realizar la compra, etc. 

- Marca tus prioridades. No perdamos el tiempo con cosas insignificantes. Elaborar una lista con todas nuestras tareas y dividirlas en fundamentales, importantes y secundarias, nos puede ayudar a invertir nuestro tiempo más eficazmente.

- Sé directo/a en tus comunicaciones. No agobiemos a nuestros interlocutores con mucha información o detalles sin importancia, transmitamos lo que deseamos de la forma más clara y concisa posible.

5 Hábitos que te ayudarán a reiniciar cada día

- Empieza a trabajar muy pronto. Levantarte muy temprano, te va a permitir trabajar con más tranquilidad y concentración pero no olvides que tienes que dormir el tiempo suficiente al menos 7 horas.





- Ten claros tus objetivos del día. Decide lo que quieres conseguir cada día y qué no debes hacer para que no se boicoteen tus planes.

- Si trabajas frente a un teclado, aumenta tu eficiencia. Mejora tu velocidad de mecanografía, utiliza el corrector de palabras y realiza plantillas para tus textos y documentos y guárdalas para ahorrar tiempo los próximos días que lo necesites.

- Consume menos información. Cada vez hay más de todo y todo parece bueno, pero entre todo hay mucha información no veraz que te acaba intoxicando.

- Adapta tu trabajo a tus capacidades físicas y mentales del día. Aprende a escuchar a tu cuerpo y dependiendo de cómo te encuentres adapta tus tareas a los momentos en los que te encuentras más productivo/a.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Vas a ponerlos en práctica?

Espero tus aclaraciones y comentarios!!

Nos vemos la próxima semana!