lunes, 16 de mayo de 2016

Autolesionarse

¿Qué es lo que puede motivar a una persona a hacerse daño a sí misma o a autolesionarse? Es difícil entender cómo una persona puede llegar a infringirse dolor de forma voluntaria, pero cuando se trata de niños y/o adolescentes el malestar es mayor y no podemos dejar de estremecernos al pensar que pueden llegar a esta situación. 

¿A QUÉ LLAMAMOS AUTOLESIÓN?

Las autolesiones son aquellas conductas que implican hacerse daño a uno mismo y cuyo objetivo no es acabar con su vida si no más bien buscar alguna sensación emocional





Esta es una de las cosas más inquietantes para los padres al enterarse que su hija/o está hiriéndose a propósito. Desafortunadamente es más común de lo que parece y afecta, especialmente a las niñas aunque esta tendencia va cambiando poco a poco. Los estudios indican que uno de cada cuatro adolescentes realiza estas conductas y suele comenzar al inicio de la pubertad

Las autolesiones pueden ser de distintos tipos, aquí encontramos los más frecuentes: cortes (85%), quemaduras (30%), golpes (32%), punciones, arañazos, pellizcos, arrancarse el pelo (7%). 

Las autolesiones las realizan con cualquier cosa que pueda sacar sangre, como cuchillas de afeitar, clips, tapas de bolígrafos, etc. Sin embargo, hay personas que también se provocan daño quemándose, tirándose de la piel o del pelo, dándose golpes, etc. 

Cuando una joven comienza con el hábito de autolesionarse en los brazos, muslos, puede parecernos un comportamiento suicida, pero en realidad no suele serlo. Las personas que se autolesionan no están intentando acabar con su vida, sino lo que pretenden es aliviar la angustia emocional que sienten y no saben canalizar de otra manera. Sin embargo, es cierto que este comportamiento indica una profundidad de dolor psíquico muy aguda que puede llevar a un intento de suicidio sino ponemos remedio lo antes posible. 

Propiamente dicho este comportamiento en sí es muy peligroso, ya que, las personas que se autolesionan pueden hacerse más daño del que pretendían, o desarrollar infecciones u otras complicaciones médicas.

CAUSAS DE LA AUTOLESIÓN

Una de las frases que más he escuchado relacionadas con la autolesión es que lo hacen para llamar la atención pero este tipo de asociación es completamente errónea, y en el caso de que así fuera...

¿No deberíamos plantearnos por qué necesita hacerse daño para llamar la atención?

Como ves, son muchas las preguntas que tenemos que plantearnos antes de juzgar a una persona que se autolesiona.

Entonces, ¿que puede desencadenar las autolesiones? 

-- Para evadir un malestar emocional: este remedio es como si te dicen que para que deje de dolerte la mano rompete una pierna (funciona como distractor). El malestar físico (dolor) tiene prioridad sobre cualquier otra sensación, detiene el pensamiento e interrumpe los sentimientos. Cuando sentimos dolor no pensamos en nada más, y esto es lo que busca alguien en estos casos para autolesionarse. Cuando hay rumiaciones fuertes, pensamientos negativos frecuentes, ansiedad, depresión, la persona puede lesionarse por el propio malestar que estos producen pero también porque la autolesión bloqueará temporalmente esos pensamientos.



Como ves, autolesionarse es una manera de controlar las emociones. Por ejemplo si alguien está muy enfadado o muy ansioso, esas emociones que empiezan a sobrepasar a la persona, hará que en pocos ensayos la persona aprenda a autolesionarse como método para frenar ese enfado o ansiedad creciente. Es como una válvula que libera esa tensión emocional.



-- Un medio para aliviar la tensión que no puede ser expresada con palabras o sacada por otro medio. Hay emociones que pueden resultar para determinadas personas intolerables por ello se recurre a las autolesiones como mecanismo de liberación y encubrir con un dolor físico.

-- Las autolesiones, pueden convertirse en una manera de sentir dolor cuando una persona no es capaz de sentir absolutamente nada más que vacío. Esta es una de las razones que le llevan a infringirse dolor porque es un medio de sentir algo y sentirse vivo.

-- Cuando hay sentimientos de culpa y de vergüenza muchas personas se autolesionan para generarse un castigo o pagar por su error o equivocación.


TRATAMIENTO

Si descubres que tu hija/o está autolesionándose, aunque diga que no lo hace habitualmente, es importante que busques ayuda. Es verdad que los jóvenes pueden experimentar con las autolesiones, especialmente si tienen amigos que lo hacen, pero no deja de ser algo muy grave y peligroso, y no conviene hacer como si no hubiera pasado, ya que, podemos estar frente a un serio problema de salud mental.

Si tú o alguien que conoces se autolesiona aquí tienes algunas estrategias que pueden servir en un momento de necesidad para evitar autolesionarte. Algunas permitirán canalizar la ira, otras sentir la sensación de una lesión sin llevarla a cabo realmente.


- Pintar con un boli rojo la piel en lugar de cortarla.
- Cubre con vendajes el lugar donde te gustaría cortarte.
- Crea una herida con maquillaje.
- Haz ejercicio físico.
- Escribir lo mal que nos sentimos y luego romper el papel o estrujarlo. 
- Escribir en un diario.
- Pintar o hacer algo artístico que represente nuestros sentimientos en ese momento.
- Coger un cubito de hielo con la mano.
- Darte una ducha de agua fría
- Utiliza página para hacer los arañazos en ella http://www.fataltotheflesh.com/

Estas son algunas técnicas que pueden ayudarte provisionalmente a controlar el impulso de hacerte daño pero no van a ser suficiente para acabar con el problema. Es imprescindible que busques ayuda profesional, yo puedo ayudarte a canalizar tus emociones de una manera más saludable y dejar de hacerte daño, no esperes más y pregunta sin compromiso en el teléfono 645962654 o en psicoeducavlc@gmail.com

Hasta la próxima semana!

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo.
    Claro y concreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ivonne, me alegro de que te haya parecido interesante, espero que ayude a otras personas. Un abrazo

      Eliminar