miércoles, 9 de abril de 2014

¿Quieres mejorar tu inteligencia emocional?

La semana pasada acudí a una charla muy interesante del creador de la  'app' Edgar Bresó que mide la inteligencia emocional ' y que ha sido creada made in Spain en la Universidad Jaume I de Castellón. 

Sus creadores han desarrollado una aplicación para dispositivos móviles y smartphones que permite evaluar de manera sencilla y gratuita las habilidades que poseemos para percibir, comprender y manejar nuestras emociones y las de los demás. Más de 6.000 personas de cerca de un centenar de países se han descargado ya el test MEIT (The Mobile Intelligence Test Emocional) que nos ofrecen importantes beneficios frente a los test de inteligencia emocional en papel utilizados hasta ahora, como la facilidad para adaptarlo a las necesidades específicas de una empresa u organización, y las posibilidades que ofrece el hecho de realizarse sobre un soporte tecnológico que permite, por ejemplo, medir el tiempo de respuesta y de reacción a cada una de las preguntas o ver cómo pasa la persona de un estado neutro a un estado de ánimo específico a través de imágenes interactivas.

¿En qué consiste?

El MEIT es un test que no se limita a un cuestionario, sino que consiste en una prueba de habilidad interactiva que permite evaluar tres aspectos: la habilidad para percibir las emociones, la compresión de las mismas y la capacidad para gestionarlas. Edgar Bresó, profesor de Psicología Social de la UJI y uno de los creadores de Emotional Apps, explica que ya está en funcionamiento la primera parte del test que está permitiendo obtener numerosos datos para “entre otros aspectos, ir elaborando por ejemplo un mapa mundial que recoge las puntuaciones medias de capa país. En estos momentos los que obtienen mejor puntuación son Rumanía, Dinamarca, Sudáfrica y Vietnam, pero son cifras que van variando”. 

MEIT está compuesto por 4 tareas en las que los usuarios deben 

1.- Seleccionar las emociones que muestran distintas imágenes.

2.- Ubicar algunas emociones en una gráfica dependiendo de la activación
Y el placer que éstas emociones producen. 
3.- Y finalmente diferenciar entre emociones que son muy parecidas.

Para ello MEIT combina imágenes estáticas y en movimiento que permiten un mayor realismo.

Una vez has completado tu test, obtienes una puntuación y una clasificación que te permite autoevaluar tu inteligencia emocional, así como compararte con otros usuarios. 

Crear una red social emocional

Además de ello los desarrolladores plantean diseñar una red social que permita compartir emociones y geolocalizarlas por medio de fotos. “La idea es que los usuarios puedan subir una foto y etiquetarla con las emociones que le genere, sorpresa, tristeza, envidia…, sería como un Instagram de las emociones”, precisa Bresó con sus explicaciones. “Este proyecto puede tener también aplicaciones para futuros estudios, por ejemplo, en el campo del marketing para ver con qué imágenes y colores relaciona la gente determinadas emociones”. 

¿Qué os parece esta aplicación? ¿Os parece útil? A mi me encantó su presentación, yo ya la tengo en el móvil.

Hasta la próxima semana!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada