lunes, 29 de abril de 2013

Nuevo blog "Cole para padres"

A partir de ahora la psicología infantil y juvenil ya no la encontraremos en este blog, la tendremos en mi nuevo blog dedicado a los padres llamado "Cole para padres"

                                     

En este blog podréis encontrar temas relacionados con la psicología infantil y juvenil, guías sobre diferentes temas interesantes para los padres, recursos y herramientas para ayudar al aprendizaje de sus hijos y tendrán un apartado especial el fracaso escolar y los problemas de conducta que en este momento son las dificultades que más están afectando a los padres.

En este blog podéis acceder mediante la pestaña que tenéis arriba en la que pone "cole para padres", espero que os interese y que lo sigáis igual que seguís este blog.

También podéis seguirme en las distintas redes sociales a través de las pestañas que teneis en la parte derecha de ambos blogs. YYZRZFAAWMFY

Gracias por vuestro apoyo!!!

viernes, 26 de abril de 2013

El experimento

Hace un par de meses en Antena 3 realizaron una miniserie llamada "tormenta" en la que dividían un grupo de alumnos y les daban roles diferentes y me recordó mucho a este experimento tan interesante y tan fuerte a la vez y pensé en hacer esta entrada...

¿Qué sucede cuando se pone a personas buenas en un sitio malo? ¿La humanidad gana al mal, o el mal triunfa? Éstas son algunas de las preguntas que se plantearon en esta dramática simulación de la vida en la cárcel, realizada durante el verano de 1971 en la Universidad de Stanford.

El experimento de la cárcel de Stanford es un conocido estudio psicológico acerca de la influencia de un ambiente extremo, la vida en prisión, en las conductas realizadas por el hombre, dependiente de los roles sociales que desarrollaban (preso ó guardia). Fue llevado a cabo por un equipo de investigadores liderado por Philip Zimbardo.

Para el experimento se seleccionaron un grupo de 24 jóvenes universitarios, y los dividieron al azar en dos grupos diferenciados: los «prisioneros» y los «guardias».

Zimbardo estableció varias condiciones específicas que para provocar la desorientación y la despersonalización en cada grupo, es decir, que olvdaran quienes eran y se metieran de lleno en su nuevo papel.

Los guardias recibieron porras y uniforme caqui de inspiración militar. También se les proporcionaron  gafas de espejo  para impedir el contacto visual. A diferencia de los prisioneros, los guardias trabajarían en turnos y volverían a casa durante las horas libres, aunque durante el experimento muchos se prestaron voluntarios para hacer horas extras.

Los prisioneros debían vestir sólo batas (sin ropa interior) y sandalias con plataformas, que el propio investigador escogió para forzarles a adoptar «posturas corporales no familiares» y contribuir a su incomodidad provocando que se sintieran desorientados. Se les designaron números en lugar de sus nombres.  Además debían llevar medias de nylon en la cabeza para simular que tenían las cabezas rapadas, a semejanza de los reclutas en entrenamiento. Además, llevaban una pequeña cadena alrededor de sus tobillos como «recordatorio constante» de su encarcelamiento y falta de libertad.

Los prisioneros pasaron un procedimiento completo de detención por la policía, incluyendo la toma de huellas dactilares, que se les tomara una fotografía para ser fichados y se les leyeran sus derechos. Tras este proceso fueron trasladados a la prisión ficticia, donde fueron inspeccionados desnudos, «despiojados» y se les dieron sus nuevas identidades, es decir, realizaron el experimento en unas condiciones lo más reales posibles, para conseguir que ambos grupos llegaran a creerse su rol.

El experimento se descontroló rápidamente. Los prisioneros sufrieron —y aceptaron— un tratamiento sádico y humillante a manos de los guardias, y al final muchos mostraban graves trastornos emocionales.

Durante la noche, creyendo que las cámaras estaban apagadas, muchos guardias extremaron la crueldad. Al menos un tercio de ellos, según los psicólogos, parecía disfrutar con los castigos y practicaba conductas que los catalogaba como sádicos. 

El experimento se les fue pronto de las manos y se canceló en la primera semana.

En este vídeo encontramos el experimento explicado en el programa Redes por su propio creador Zimbardo.

video

Este experimento no habla de hechos imposibles,los hechos ocurridos en este experimento son muy similares a los ocurridos en la vida real, tenemos un ejemplo hace tan sólo unos años, en la prisión de Abu Ghraib en Irak por parte de soldados estadounidenses. Son situaciones a las que Zimbardo podría haber dado una explicación mediante este experimento tan criticado por su falta de ética y considerado por muchos en los límites del método científico. 

Con estos resultados vemos la importancia de la asignación de roles y de dar etiquetas a los individuos, ya que así éstos pueden dejar de ser lo que son porque exteriormente se les impone una actitud y un comportamiento y no otros. Lo podemos extrapolar a otros campos como la educación o la socialización, en las que desde muy pequeños/as se nos imponen unos determinados roles en vez de  otros y cómo esto es fundamental en el desarrollo de las personas y los grupos.

Este experimento fue tan sonado en la época que se han creado varias películas sobre él, la última fue "El experimento", aquí os dejo el trailer de la película por si os interesa verla.

video

¿Qué hubiera pasado si no lo hubieran parado a tiempo? ¿Creéis que las personas "normales" expuestas a determinados ambientes pueden cambiar radicalmente su personalidad? ¿Podemos aplicar estos resultados a otras circunstancias? ¿Conocéis algún otro experimento parecido?

Gracias por vuestro apoyo!!!

viernes, 19 de abril de 2013

Psicología deportiva

El deporte en general es una de las actividades humanas que presenta en nuestro día a día un mayor protagonismo social, cada vez los medios de comunicación crean más espacios y de mayor duración dedicados al deporte y la gran mayoría de nosotros le damos mucha importancia a la presencia del deporte en nuestra vida, sobre todo ahora que se acerca el veranito, independientemente de las diferencias sociales y culturales.

La popular frase "MENTE SANA in CORPORE SANO" se traduce en que mente y cuerpo están estrechamente unidos. Los pensamientos, emociones y la práctica deportiva es un circuito que se alimenta mutuamente, de manera que el desempeño de la actividad deportiva, el rendimiento y el logro de objetivos, se verá disminuido si no controlamos nuestra mente y nuestras emociones a la hora de practicarlo.

La mente manda, coordina y ordena, y es una de las principales causantes de nuestros éxitos y fracasos. Durante las sesiones de entrenamiento y mucho más durante una competición, el deportista se ve sometido a diversas situaciones como el estrés, la presión, el cansancio, la frustración… variables psicológicas que si no aprendemos a controlarlas, podrían echar por tierra el esfuerzo y el sacrificio con el que se entregan los deportistas en su deporte.

¿Qué puede hacer la psicología deportiva por ti?

La Psicología deportiva nos ofrece la posibilidad de entrenar y fortalecer nuestras habilidades mentales mejorando entre otras nuestra:

  • Concentración: Es fundamental para que lleguemos al máximo nivel que estemos capacitados. El factor principal de la concentración es la capacidad de focalizar la atención sobre la tarea que estamos realizando sin distraernos con estímulos internos y/o externos que no son importantes en ese momento.
  • Atención: Está íntimamente ligada a la concentración, las distintas demandas deportivas precisan de diferentes demandas atencionales, pudiendo ser estas cortas, amplias, internas o externas según la situación y el deporte que estemos practicando.
  • Motivación: Es el eje fundamental de la vida en general y del deporte  especialmente. La motivación nos permite participar en ese deporte que nos gusta y nos atrae de forma eficaz orientando nuestro entrenamiento hacia objetivos y metas determinados y delimitados.
  • Auto-Confianza: Otro factor imprescindible, es la creencia o el grado de confianza que tenemos en nuestra habilidad para tener éxito en el deporte que realizamos.  Es la creencia de que podemos alcanzar de manera satisfactoria esa meta deseada, lo que hace que se convierta en una variable imprescindible a trabajar.
  • Comunicación: Esta es otra habilidad significativamente importante en la vida y mucho mas aún en el deporte. La comunicación es imprescindible a la hora de trabajar con deportistas, no solo para ellos sino para la optimización del trabajo del entrenador y demás miembros del equipo.
Durante muchos años no se le ha dado la importancia que merece a la psicología deportiva, pero la investigación, los progresos y los logros obtenidos con su aplicación en distintos deportes nos abre la posibilidad de introducirnos en varios campos que conforman el mundo del deporte.

La Psicología del deporte no funciona como una píldora mágica, introducir la figura del psicólogo en el mundo deportivo no modificará actitudes ni mejorará aptitudes, sino que de la misma manera que se entrenan las habilidades físicas y requieren práctica para lograr un nivel óptimo, las habilidades psicológicas también deben entrenarse de esta misma manera.

Por todo esto creo que sería muy conveniente ir incorporando la Psicología del deporte como una herramienta más que enriquezca tanto el desarrollo deportivo como el profesional, realizando un trabajo multidisciplinar entre todos los elementos que permiten la práctica deportiva para beneficio del deporte en general tanto de niños como de adultos.

Aquí tenéis un vídeo en el que se explica más detalladamente todo el trabajo del psicólogo deportivo:


video


¿Qué opináis sobre las variables psicológicas que influyen en el deporte? ¿Alguna vez os habéis sentido desbordados emocionalmente realizando algún deporte?

Recordar que podéis seguirme en las distintas redes sociales, en ellas publico más información que os va a interesar!! 

Hasta el próximo día!

lunes, 15 de abril de 2013

Psicología inversa

Hace unos días colgué en mi página de facebook un vídeo de un niño con su padre en el que el padre ponía en práctica la llamada psicología inversa consiguiendo su objetivo con su hijo y "ganando" la batalla dialéctica en la que estaba inmersos (al final de la entrada podéis ver el vídeo al que me refiero). Hoy ampliamos este tema en esta entrada...

La psicología inversa, es una técnica desarrollada por Viktor Frankl, psiquiatra y escritor, que solía preguntar a sus pacientes más inestables o más problemáticos: “¿Por qué no se suicida usted?”. En ese momento las personas imaginaban el suceso y encontraban un motivo para no hacerlo, a partir del cual empezaba a trabajar Frankl para agarrar a sus pacientes a ese motivo que les aferraba a la vida.

Esta es una técnica conductista sutil que pretende conseguir un cambio en la otra persona haciéndole creer que quieres que haga algo que en realidad no quieres. Por ejemplo, si queremos que una persona realice una conducta A, le diremos que realice la conducta B, entonces esta preferirá hacer la conducta A, y así conseguiremos lo que nos proponíamos desde un principio. El éxito se encuentra en lo que se llama resistencia psicológica, que es la dificultad que ponemos a hacer algo que nos es impuesto, que nos mandan o que nos piden cuando sentimos que hacerlo afecta a nuestra libertad, capacidad de decisión o autonomía.

Como resultado a esta resistencia las personas tienden a hacer lo contrario a lo que se les dice, simplemente para demostrar que son libres para elegir, autónomos en la decisión y capaces de tomar su propio camino.

Es una técnica que no funciona siempre y en el fondo es más o menos criticable por tratarse de una técnica de manipulación, pero hay mucha gente que la utiliza con niños y adultos y creo que puede ser útil y curioso conocer algunos ejemplos para saber cómo funciona.

¿Con quienes funciona la psicología inversa?

Algunas personas simplemente no responden a ella. Las personas que sí lo hacen son en su mayoría aquellos que odian que les digan qué hacer. Se preocupan más por la lucha de poder consigo mismos que en lo que les conviene hacer, un ejemplo clásico son los hijos rebeldes.

En general es una técnica que funciona muy bien con los niños, pero, con algunos adultos también, es el cumplimiento de aquella típica frase "cuanto más me lo prohíban más lo quiero hacer".

En los niños podemos encontrar numerosos ejemplos como cuándo no quieren comer "¿No lo quieres? Bueno, se lo come mamá entonces" y los niños abren la boca casi inmediatamente.

Ejemplo de psicología inversa en los niños

Un buen ejemplo de la aplicación de la psicología inversa sería el siguiente, nosotros, por ejemplo, queremos que nuestro hijo/a lea y vea menos la televisión, podemos aplicar la psicología inversa, haciéndole creer que lo divertido es leer y que lo aburrido es ver la televisión: “si ves la televisión al menos una hora podrás leer dos páginas de este libro”. De esta forma, sólo le permitirás leer dos páginas de un cuento o libro si (y sólo si) está una hora delante de la televisión. El primer día pasará la hora y probablemente ni se acuerde del libro. Entonces vas y le dices “ya ha pasado la hora, ¡muy bien!, ya puedes leer dos páginas del libro… ¡pero sólo dos!”. El niño las leerá extrañado y, cuando las haya leído coges el libro y te lo llevas: “mañana, si ves una hora la televisión, podrás leer dos páginas más”.

Conforme pasen los días, el niño/a estará más pendiente del tiempo que pasa que a lo que está viendo en la televisión y estará cada vez más ansioso por coger el libro tan especial que tiene mamá, del que sólo puede leer dos páginas cada día.

Aquí tenéis un vídeo con un ejemplo muy sencillo de un padre utilizando la psicología inversa con su hijo...


Ahora un ejemplo práctico...
  • Muy importante! NO pienses en un elefante rosa!
  • Ahora, ¿en que estás pensando?
  • Probablemente en un elefante rosa!
Imposible no ver el elefante rosa verdad???

Vosotros habéis utilizado alguna vez la psicología inversa? Me encantaría conocer en que situaciones la habéis utilizado!!!

Gracias por seguirme!!

jueves, 11 de abril de 2013

Hablar de la muerte con los niños

Aunque muchos padres evitan hablar de la muerte con sus hijos, en algún momento de sus vidas, tendrán que hacerlo. 

La muerte para los niños es un concepto difícil de comprender, y los adultos asustados a menudo se sienten confundidos e inseguros sobre la forma de darle al niño una respuesta de apoyo. La mayoría de los niños piden muchas explicaciones y tienen muchas preguntas con relación a la muerte, como: ¿Qué pasa cuando una persona se muere? ¿Adónde van los muertos?, entre otras... 

Hablar de la muerte es extremadamente difícil para muchos adultos. Para esto se requiere reconocer que la muerte es un proceso natural para todas las personas. 

Como les hablemos a nuestros hijos de la muerte o el momento que escojamos para hacerlo, dependerá de sus edades y experiencias, así como de nuestras propias vivencias, creencias, sentimientos y circunstancias. La conversación puede surgir de una noticia, de una ceremonia, de la presencia de una tradición (encendemos velas, llevamos flores al cementerio…) o tras la muerte de algún familiar o amigo cercano de la familia. 

Cómo consejos generales, debemos no tratar el tema como tabú, habla con sencillez y adecuando tus palabras a su nivel de comprensión y a lo que te pregunten. 

Cómo hemos comentado es un tema difícil de abordar para muchos padres por lo que os adjunto una guía muy completa realizada por la "Fundación Mario Losantos del Campo" en la que se explica de manera muy detallada cómo hablar de este tema con nuestros hijos dependiendo de la edad y del nivel madurativo de cada niño.

Espero que os sea útil si tenéis que hablar con vuestros hijos de este tema tan triste pero tan inevitable en algún momento...

Os recuerdo que podéis seguirme en facebook y twitter dónde publico más información y enlaces interesantes, sólo tenéis que darle a me gusta en las ventanas de la derecha.

Gracias por vuestro apoyo!

sábado, 6 de abril de 2013

Pequeñas cosas importantes

Con la entrada de hoy no vamos a aprender nada que no sabemos todos, es más bien una reflexión que quería compartir con vosotros. 

Creo que realmente lo importante y lo que a largo plazo hace que seas feliz son esas pequeñas cosas que todos tenemos a nuestro alrededor pero que a veces nos pasan desapercibidas. Las personas en general somos inconformistas por naturaleza y siempre nos falta algo para ser felices y aparecen pensamientos como: "Seré feliz cuando acabe la universidad...cuándo tenga trabajo...cuándo tenga un hijo...cuándo me jubile..." vamos enlazando una cosa con otra y nunca llega el momento perfecto para vivir el "aquí y ahora" y ser felices con lo que tenemos.

Todos tenemos pequeños momentos que nos sacan una sonrisa y nos hacen disfrutar...a veces son cosas importantes como tener un bebé, encontrar una pareja con la que compartir buenos momentos, y otras son cosas pequeñísimas pero que te recargan de energía y de buen humor y te alegran la mañana.

John Lennon dijo que ”la vida es eso que nos ocurre mientras estamos haciendo otros planes”, y es totalmente cierto y triste a la vez, no somos consciente de que la vida no es infinita, pensamos que mañana habrá mañana pero eso no está en nuestra mano. En general concebimos el tiempo como si fuera infinito y posponemos una conversación, un abrazo, una caricia o una mirada a momentos que, absurdamente, damos por seguro que vendrán.

Es simple, muchas veces vivimos tan rápido que nos centramos en pensar sólo en lo malo que nos pasa o peor aún en lo que no tenemos, y no nos damos cuenta de todo lo que tenemos a nuestro alrededor. No disfrutamos de nuestros seres queridos (porque estamos muy ocupados pensando en esos zapatos que no nos compraron, en que no tengo dinero para irme de vacaciones...), ni de otros placeres como una canción que de repente suena, del mar o del calor del sol… así que ya sabéis, vamos a disfrutar de la vida pues el tiempo es lo único que no vuelve ¿Empezamos ya, no?

Aquí os dejo la carta de despedida de Gabriel Garcia Marquez, me parece una lección de vida, cada vez que la leo se me ponen los pelos de punta de pensar en la verdad que esconde cada una de esas palabras...espero que os guste tanto como a mí...

"Si por un momento Dios se olvidará de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco, soñaría más. Entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen, escucharía cuando los demás hablan y ¡cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!

Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma. Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, una canción de Serrat sería la serenata. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas y el encarnado beso de sus pétalos...

Dios mío si yo tuviera un trozo de vida... no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero que la quiero. Convencería a cada hombre o mujer de que son mis favoritos y viviría enamorado del amor. A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse. A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... he aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por vez primera, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre. He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas las cosas que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas. Si supiera que hoy es la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que ésta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos momentos que te veo, diría te quiero y no asumiría tontamente que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré. El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesites, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles lo siento, perdóname, por favor, gracias y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos. Demuestra a tus amigos cuánto te importan"

Y para acabar os dejo este vídeo que demuestra con un toque de humor lo importantes que son esas pequeñas cosas aunque ahora no nos parecen importantes...

video

"La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días"

Benjamin Franklin

Gracias a todos, podéis seguirme en mi página de facebook y en twitter dónde comparto muchos enlaces interesantes, antes de salir de mi blog darle a me gusta en las pestañas de la derecha!!

Espero vuestros comentarios...
Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 3 de abril de 2013

Nuestro primer aniversario

Buenos días a tod@s!!! Hoy es un día muy especial, parece que fue ayer cuando empece con este blog, pero ya ha pasado un año y estoy muy orgullosa del resultado.

Y aunque suene a tópico, la verdad es que nada de esto tiene mucho sentido si no hay personas al otro lado que leen lo que escribes, y que te dejan de vez en cuando un comentario cariñoso y... en fin, te hacen pensar que lo que haces merece la pena porque alguien lo disfruta...


Espero que sigáis apoyándome en este proyectocontinuéis acompañándome por este camino que comencé hace ya un año animada por la persona que siempre está a mi lado dándome ideas y ayudándome a llevarlas a cabo sin bajar la guardia nunca.

Gracias a vuestras visitas y comentarios hacéis posible este blog, así que no dudéis en opinar y en dar ideas, siempre son bien recibidas y ayudan a seguir aprendiendo cada día.

Un abrazo a todos!!


martes, 2 de abril de 2013

Inteligencia emocional en niños

En el colegio tradicional, se consideraba que un niño era inteligente cuando dominaba las lenguas, las matemáticas, la biología, la historia... Pero en el siglo XXI esta visión ha entrado en crisis por dos causas. Primera, se ha comprobado que la inteligencia académica no es suficiente para alcanzar el éxito profesional.

Los abogados que ganan más casos, los médicos más prestigiosos y visitados, los profesores más brillantes, los empresarios con más éxito, los gestores que obtienen los mejores resultados no son necesariamente los más inteligentes de su promoción. Son los que supieron conocer sus emociones y cómo controlarlas de forma correcta para que complementaran su inteligencia. Son los que cultivaron las relaciones humanas y los que conocieron los mecanismos que motivan y mueven a las personas. 


Segunda, la inteligencia no garantiza el éxito en nuestra vida cotidiana. El cociente intelectual (CI) de las personas no contribuye a nuestro equilibrio emocional ni a nuestra salud mental. Son otras habilidades emocionales y sociales las responsables de nuestra estabilidad mental y emocional, así como de nuestro ajuste social y relacional. 

Por todo esto la sociedad se ha hecho la pregunta: ¿por qué es tan importante aprender a controlar las emociones desde la infancia? 

¿Qué es la inteligencia emocional? 

Hace muy poco hablamos de que era la inteligencia emocional y que cualidades englobaba pero vamos a hacer un pequeño recordatorio. 

Se emplea el termino Inteligencia Emocional para describir cualidades emocionales como: La empatía, la expresión y comprensión de los sentimientos propios y ajenos, el autocontrol, ser autónomos, la tolerancia a la frustración, la resolución de problemas, la amabilidad, el respeto, las habilidades sociales...

¿Por qué enseñar estas habilidades a los niños? 

Mi opinión profesional es qué damos por hecho que estas cosas se aprenden sobre la marcha pero en realidad no es así. 

La educación emocional surge como una respuesta educativa a una serie de necesidades que se dan en la sociedad actual: ansiedad, depresión, problemas de disciplina, violencia, drogadicción, trastornos de la alimentación... Investigaciones recientes sobre esta temática han demostrado que ser “analfabetos emocionalmente” tiene efectos muy negativos sobre las personas y sobre la sociedad. 

El desarrollo y comprensión de las emociones en los niños es un proceso continuo y gradual de aprendizaje que va de las emociones simples a las más complejas. Los niños van cambiando sus estrategias para poder enfrentarse a las distintas experiencias que vive a través del control de las emociones, pues el niño se enfrenta mejor a sus emociones a medida que va comprendiendo sus causas y consecuencias. 

Uno de los lugares principales para el desarrollo de la educación emocional es el colegio, y es que “el periodo escolar se considera fundamental en la vida del ser humano". 

El colegio, a través de todos los agentes implicados (profesores, tutores, orientadores...) contribuye a configurar la personalidad del niño, puesto que los alumnos pasan mucho tiempo en el. Pero es muy difícil que los agentes implicados trabajen todos estas habilidades en profundidad puesto que tienen que impartir todas las materias establecidas, por eso, en muchos colegios se están estableciendo programas de inteligencia emocional como actividades extraescolares, ya que, el aprendizaje social y emocional no puede darse de forma no planificada y espontánea, sino que debe aplicarse de forma rigurosa y controlada, de acuerdo a parámetros científicamente controlados. 

De todo lo anterior, se deduce que la educación no puede reducirse sólo a lo puramente académico, sino que ha de abarcar otras dimensiones “cognitiva, afectivo-emocional, moral”, para que se potencie el sano equilibrio entre los aspectos de la persona (mente, cuerpo, relaciones sociales) y se dé la oportunidad 
de conocer y expresar, las distintas potencialidades que cada persona tiene.


Nosotros hemos elaborado un programa de inteligencia emocional para niños de primaria muy completo e interesante que vamos a comenzar a plantear en algunos colegios para ponerlo en marcha el próximo curso pero me gustaría saber vuestra opinión como padres, ¿Vosotros llevaríais a vuestros hijos a un programa de este tipo?, ¿Creéis que es importante que los niños sean emocionalmente más inteligentes desde pequeños? 

Si estas interesado en conocer nuestro programa y crees que en tu colegio tendría cabida nos encantaría que nos lo dijeras y te lo presentamos.

Para aquellos que aún no estáis convencidos os dejo un vídeo del programa redes en el que el padre de la inteligencia emocional, Daniel Goleman, argumenta el por qué la inteligencia emocional desde la infancia, espero que os termine de convencer.

video

Hasta el próximo día!!!